secretos profesionales de chapa y pintura

Consejos PPG para los gerentes de taller y aplicadores que buscan optimizar los trabajos de repintado en su taller

La gestión eficiente del taller de chapa y pintura no sólo obliga a su responsable a pensar en el cliente, en la calidad del servicio que ofrece o en el precio para ser competitivo. Es clave pensar en la gestión en sí. Es así como palabras como eficiencia, productividad y rentabilidad son críticas para que dicha gestión asegure la viabilidad, y adecuada rentabilidad, del negocio.

Uno de los factores que más influyen en el taller es, por supuesto, la gestión eficiente de cada reparación. Y para que cada una de las intervenciones que se abordan sea lo más rentable posible es fundamental contar tanto con profesionales bien formados como con los mejores materiales. En ambos aspectos, el taller experto en reparación de carrocería tiene el mejor aliado. PPG ofrece una amplia oferta formativa y cuenta con productos líderes en automoción con experiencia tanto en primeros equipos como en el mercado de posventa.

¿Y cómo conseguimos que nuestro taller sea más eficiente y productivo? Todo profesional de la reparación de chapa y pintura sabe que la repetición de trabajos influye negativamente tanto en el funcionamiento interno del taller como en su propia cuenta de resultados, ya que, por un lado, afecta a la productividad y, por otro, aumenta los costes, reduciendo la rentabilidad de la operación que tengamos que repetir.

Para evitar dichas repeticiones, y maximizar los resultados del taller, PPG ofrece al profesional del taller de carrocería cinco consejos (o secretos) a seguir en las distintas etapas del proceso de reparación, y que tienen que ver con la preparación del soporte, la sala de mezclas, o la aplicación de los materiales (acabados, tiempos de secado, herramientas…).

1.-La preparación del soporte, fundamental


 
Un buen trabajo de pintura comienza por una adecuada preparación del soporte. No en vano, una mala preparación nos expondrá a la aparición de posteriores defectos en el repintado. Así, desde la propia limpieza y desengrasado de la pieza a repintar como paso inicial, hasta el lijado del aparejo y el enmascarado previo al repintado todos los pasos deben realizarse con precisión y utilizando los materiales adecuados.

Un material inadecuado o de mala calidad arruinará cualquier trabajo de repintado. Así, es muy importante elegir bien las masillas, aparejos (y catalizadores)…, incluso los materiales que usemos para el lijado o el enmascarado.

En este sentido, la elección adecuada del aparejo ahorrará mucho tiempo y pintura al profesional del taller ¿Por qué? Aplicar la pintura hasta cubrir por completo fue durante mucho tiempo la máxima de cualquier especialista que pintase sobre aparejo para reproducir el color de un vehículo. No obstante, este sistema ofrece grandes dificultades a la hora de reproducir adecuadamente el color o de igualarlo respecto a los paneles adyacentes, en especial, cuando se trata de acabados translúcidos.

Sin embargo, como en el pintado en fábrica, el sistema de grises Greymatic de PPG en aparejos contribuye al color final y resulta esencial para reproducir el acabado de origen (OEM). PPG ha desarrollado cinco tonos de grises Greymatic que ofrecen a los profesionales de la reparación las herramientas necesarias para reproducir colores translúcidos. Todas las fórmulas bicapa al agua de PPG especifican el tono gris óptimo que debe utilizarse, y que pueden encontrarse en el programa de búsqueda de fórmulas de color PaintManager®.

Todo ello contribuye a que, por un lado, reduzcamos al máximo el riesgo de aparición de defectos o fallos de igualación, al tiempo que ahorraremos en materiales.

2.-Optimiza resultados desde la sala de mezclas

 

Otro de los factores que ayudna a ser más eficiente y productivo al taller radica en el box de pintura o sala de mezclas. Aquí se encuentran las máquinas de mezclas, la mesa de preparación, la balanza, los distintos consumibles para realizar las mezclas, los catalizadores y disolventes… Por ello, el orden y la limpieza en este área son fundamentales.

Y para lograrlo, los profesionales del taller pueden contar con la última innovación de PPG: MoonWalk™, una solución robusta y asequible, diseñada para adaptarse a todas las salas de mezcla. Esta máquina, fácil de usar, reduce significativamente el desperdicio de productos —elimina sobrante y reduce costes de gestión de residuos—, ahorra tiempo de trabajo productivo y transforma la sala de mezclas en un entorno más limpio y seguro. Mucho más amigable y atractivo. El consumo de pintura está totalmente optimizado con esta solución de dispensación lista para usar, precisa, libre de gotas, y de colores ajustados. Una solución que se adapta a todo tipo de talleres.

 

3.-Evita los defectos de repintado

 

Puede sonar redundante, pero el profesional del repintado y el responsable del taller de carrocería saben que, para un acabado perfecto y un trabajo rentable, es fundamental evitar los defectos en las reparaciones de chapa y pintura, pues ahorra tiempo, materiales, y clientes insatisfechos si el defecto ha pasado desapercibido y acaba “dando la cara” en el momento de entregar el vehículo.

Por eso, cada etapa del proceso debe hacerse con precisión y a prueba de fallos. Y es que los defectos de repintado pueden aparecer por una preparación inadecuada, un secado inapropiado, una aplicación de pintura defectuosa… Entre los defectos de repintado más comunes (y de los que ya hemos hablado en el blog de PPG) podemos encontrar los pulverizados, los descuelgues o descolgados, las ampollas o las pérdidas de brillo. Este último, por ejemplo, puede producirse durante el proceso de pintado, o por no respetar el tiempo de endurecimiento de la pintura.

 

4.-Presta atención a la temperatura, humedad y tiempos de secado

 

Precisamente, tanto la temperatura ambiente como los tiempos de secado son dos aspectos más que influyen decisivamente en los trabajos de repintado en el taller. Más allá de que el taller cuente con cabina de pintura, hay que tener en cuenta la meteorología (humedad o no en el ambiente, temperatura…) al realizar el repintado.

Del mismo modo, es fundamental respetar los tiempos de secado especificados para cada producto utilizado en el taller, pues no respetarlos también nos conducirá irremediablemente a defectos en el repintado. Por ello, es crítico leer las fichas técnicas de los productos para respetar las recomendaciones a fin de que cada etapa se realice adecuadamente, de forma que cada capa (ya sea enmasillado, aparejo, tinte…) pueda recibir la siguiente sin que comprometamos el resultado final.

Así, podremos evitar defectos como, entre otros, velados (que se producen por la retención de humedad en la película de pintura como consecuencia de determinadas condiciones atmosféricas); hervidos (que pueden surgir porque la temperatura de secado sea muy elevada o porque hayamos esperado demasiado tiempo antes de secar); o manchas de agua (producidas por el contacto con agua al no estar la pintura lo suficientemente seca/endurecida).

 

5.-Usa herramientas adecuadas

 

Además de productos de calidad, un repintado eficiente depende mucho del uso de herramientas adecuadas. En este sentido, uno de los momentos críticos en la reparación de carrocería es la igualación del color, que, no obstante, cada vez resulta menos complicada gracias a las herramientas digitales.

En este sentido, además de PaintManager, el programa de gestión que permite formular el color y realizar la mezcla de pintura de forma rápida y sencilla, PPG cuenta con RapidMatch™ GO, un exclusivo espectrofotómetro de cinco ángulos; y TouchMix®, que ayuda a los pintores a trabajar de manera más eficiente al facilitar la mezcla de colores, crear un archivo con formulaciones personalizadas y llevar la gestión del stock.

Asimismo, contar con cabina de pintura es clave para lograr una atmósfera controlada que asegure la ausencia de partículas suspendidas en el aire (que contaminen el proceso) y que acelere tanto la aplicación como el secado. Debido a este rol tan importante es clave efectuar un buen mantenimiento, ya que sólo una cabina en buen estado asegura unas condiciones óptimas y reduce el riesgo de la aparición de defectos.

 

(Bonus) Asegura una correcta identificación y reproducción de los acabados

 

Acabados monocapa, bicapa, tricapa, cuatricapa, mate… Sí, el proceso de repintado tiene uno de sus mayores riesgos y dificultades en la igualación de color. Dificultad porque cada vez los fabricantes de vehículos introducen colores más exclusivos en su paleta que complican el repintado en el taller.

Y riesgo porque, precisamente por esa dificultad, existen más posibilidades de que tengamos que emplear más tiempo y/o más pintura (afectando a la productividad y rentabilidad) para conseguir el color deseado. Y no solo eso, también existe más riesgo de repeticiones, insatisfacción del cliente, más tiempo de estancia en el taller…

Por eso, es fundamental contar con esas herramientas de color que facilitan la búsqueda del color exacto que evite ineficiencias, y que PPG pone a disposición del taller ¿Quieres ver cómo PPG facilita el proceso de reparación de los acabados Soul Red Crystal? Sigue leyendo aquí.
 
Y si te preocupa optimizar la gestión del material de pintura en el taller, quizás te interese nuestro post ‘Cómo mejorar el consumo de pintura’

 

suscribete

Volver