¿Necesitas ayuda?

Cómo la rentabilidad del taller de chapa y pintura también se mejora desde la oficina: claves de una buena gestión

La rentabilidad del negocio, para muchos gerentes y responsables de talleres de chapa y pintura, se consigue a través de reparaciones eficientes, es decir, ganando tiempo al tiempo. Y aunque esto es en gran parte cierto, la verdadera rentabilidad del taller se consigue en la oficina… Eso sí, para generar rentabilidad desde la oficina, es importante poseer formación específica en gestión, además de recursos y actitud.

En los talleres multimarca, ha habido una mejora considerable en los últimos años en lo que se refiere a la gestión empresarial. Particularmente, las redes de talleres, han hecho y están haciendo un trabajo muy importante en este sentido, al brindar herramientas a los talleres, que si tuvieran que buscarlas por su cuenta, dispararían sus costes.

Elementos que no puede olvidar una buena gestión

Programas de gestión

Entre las herramientas que, cada vez más, los talleres han incorporado a su día a día, convirtiéndose en indispensable, están los programas de gestión. Una herramienta, cuyo uso debe ir más allá de abrir las órdenes de trabajo y generar facturas.

En este sentido, los programas de gestión más completos incorporan funcionalidades como la Agenda, que permite una mejor programación de las citas. Este punto es básico para la organización del taller de carrocería, para que los vehículos permanezcan en sus instalaciones el menor tiempo posible.

Actitud

Saber maximizar las herramientas digitales (programas de gestión, valoración de daños…); conocer pautas para la fidelización de clientes; poner en marcha procesos efectivos y eficientes, que ya han sido aplicados por otros talleres; o realizar acciones para captar nuevos clientes a través de las redes sociales (piensa que en unos años la mayoría de tus clientes serán 'millenials' o de la 'Generación Z'). Estos son algunos de los contenidos que deben estar presentes en la formación y los responsables de la gestión del taller deben tener la actitud de formarse en todos ellos.

En muchos talleres multimarca, el responsable de la parte de gestión suele ser un familiar del propietario (en muchas ocasiones, el cónyuge). Este es un punto fuerte y un aspecto diferenciador, que permite dar a los clientes un trato que un taller multimarca nunca debe perder, si bien se debe mantener un equilibrio entre rentabilidad y servicio. Así, esta persona es fundamental para lograr este equilibrio y cuanta más formación tenga y más se le permita hacer, más aumentará la rentabilidad del negocio.

Formación

Y es que no nos podemos olvidar de la capacitación del personal del taller, incluido su responsable. En este sentido, las redes de talleres suelen contar con una amplia oferta formativa, con la que los talleres aprenden a optimizar sus horas productivas y a controlar su actividad, pues, no lo olvidemos, la base del negocio de la reparación de carrocería está en la venta de horas.

Consejos para mejorar la rentabilidad desde la oficina

Medir el rendimiento del taller

Todos estos componentes son importantes para mejorar desde la oficina la rentabilidad del taller de chapa y pintura. Unos elementos que se entrelazan entre sí y que tienen un último componente: saber medir el rendimiento del taller.

Y es que para aumentar la rentabilidad de nuestro negocio es fundamental saber medir e interpretar los datos que nos ofrecen los programas de gestión. Aquellos gerentes o responsables que no miden el rendimiento del taller no conocen su situación y, por lo tanto, lo tienen más complicado para mejorar.

No todo es la reparación: aplica un enfoque más comercial

La gran mayoría de propietarios de talleres son mecánicos por vocación, personas que tenían el sueño de dirigir un taller y muchos lo han conseguido. Ha habido tiempos mejores y peores, pero los que llevan ya tiempo en el negocio tienen un gran mérito. Sin embargo, en estos tiempos y con un futuro con tantos desafíos como el que se aproxima, si eres dueño de un taller, debes convencerte de que es importante implementar un enfoque más comercial, es decir, no poner todo el foco en la reparación.

Vendemos horas, no lo olvides

La tecnología avanza a un ritmo vertiginoso y tenemos que estar preparados, formados y equipados para adaptarnos a ella. No obstante, debes ser consciente de que lo básico del negocio de reparación de carrocería son las horas. Es lo que valora todo el conocimiento, experiencia y sabiduría de tus profesionales. Y la evolución de los vehículos llevará a un reparto del 50% en la facturación del taller, es decir, de cada 100 € facturados, la mitad será mano de obra.

Por eso, pon el foco en la eficiencia de tus procesos para ganarle tiempo al tiempo. Si eres capaz de facturar más horas, de modo que puedas absorber los costes fijos del taller, entonces tendrás una buena base para seguir evolucionando y avanzando.

Tampoco pierdas de vista…

De este modo, otros elementos fundamentales de la gestión, y que contribuyen a mejorar la rentabilidad del taller desde la oficina son un análisis constante de los procesos; la puesta en marcha de un plan de carrera de tus empleados (y el tuyo propio) para retener el talento; no descuidar nunca la formación, no solo técnica sino también comercial, así como estar a la última de las nuevas tecnologías también en gestión empresarial, para saber aprovechar los recursos disponibles para tu taller (programas de gestión, CRM, marketing y fidelización de clientes…)

Si te preocupa la rentabilidad de tu taller, en este post te explicamos cómo RCT de PPG te ayuda a optimizar los recursos de tu taller ahorrando tiempos en la reparación de vehículos. Asimismo, en este otro post te ofrecemos algunas claves para hacer de tu taller un negocio más rentable.

 

Volver