Defectos de repintado: qué es la disonancia de color y cómo evitarla imagen

A lo largo de la serie de post que hemos dedicado en el El Blog del Pintor a los defectos de repintado hemos podido sacar varias conclusiones. La primera de ella es que los fallos en el repintado de carrocería son evitables —en la mayoría de los casos— y son perjudiciales para el día a día del taller por su impacto tanto en la productividad como en el aumento de costes, incluso, en la satisfacción del cliente.

Asimismo, otra de las conclusiones es que, si antes de comenzar un trabajo de repintado analizamos con detenimiento las fichas técnicas de los productos a utilizar, y nos aseguramos de qué color es el que tenemos que repintar habremos dado un paso importante para evitar una repetición de nuestro trabajo.

¿Qué es la disonancia de color y cómo evitarla?

En esta ocasión traemos al blog un defecto de los que con mayor facilidad nos puede surgir en cualquier operación de reparación de pintura de un vehículo. No en vano, no existe un única causa para su aparición: la disonancia o diferencia de color, un defecto normalmente visible en paneles completos, ya que es un fallo que se manifiesta cuando las piezas repintadas no tienen el mismo color que el resto del vehículo.

¿Y por qué aparece? Como decimos, no existe una única causa de este efecto. Entre las más comunes podemos citar el uso de materiales incorrectos, una mezcla de la pintura o una aplicación incorrecta, así como una selección errónea del color o de la variante.

De igual forma podemos encontrarnos este defecto por un cambio de color debido a la exposición a la intemperie, o bien por una distorsión metamérica (puedes repasar aquí el post que dedicamos al metamerismo).

Ten en cuenta que la obtención de un color diferente al deseado puede ser debido a no comprobar con los patrones a la hora de elegir la mejor opción de color, no emplear una probeta para verificación del color —como vimos en los acabados tricapa—, no mezclar bien la pintura formulada o no tener en cuenta la transparencia de ciertos colores, en cuyo caso el color definitivo depende de la combinación con el fondo.

¿Cómo evitar la disonancia de color?

Al preparar la pintura es imprescindible que los "básicos" estén agitados. Debe verificarse también el color con las muestras patrones, y comprobar la fórmula preparada en una probeta, efectuando las correcciones necesarias. En cuanto a la aplicación de la pintura, deben darse el número de manos necesarias para alcanzar el espesor adecuado.

Y no olvides: usar sólo materiales recomendados, utilizar las herramientas de color del fabricante de pinturas para elegir la variante correcta, así como proteger los vehículos cuando estén a la intemperie. Y antes de pintar, aplicar una chapa del color elegido y compararla en diferentes ángulos y luces.

¿Y cómo se soluciona? Una vez aplicada la pintura, la única solución es lijar y repintar las piezas de color disonante. Si se verifica la necesidad de un fondo de color concreto por la relativa transparencia del color del acabado, deberás aplicar una base bicapa de éste antes del repintado definitivo.

 

Volver