Defectos de repintado: huellas de lijado imagen

Desde El Blog del Pintor siempre ponemos especial énfasis en la importancia de realizar con el mayor cuidado posible todas y cada una de las etapas del proceso de repintado de carrocerías.

De no ser así, el más mínimo error, por pequeño que sea, en cualquiera de los pasos a seguir, puede dar al traste con nuestro trabajo, con el inconveniente que ello supone en pérdida de tiempos y aumento de costes.

Por ello es fundamental seguir todas las recomendaciones y especificaciones en la preparación, aplicación de la pintura etc.

Uno de los errores que pueden arruinar todo un trabajo de pintura en el taller es la aparición de huellas de lijado. Las marcas de lijado son unos surcos que aparecen en la superficie de la pintura de acabado, bien de forma aislada o agrupados en algunas zonas.

Respetar los tiempos de secado

Las principales causas de su aparición son el incorrecto lijado de las pinturas de preparación (abrasivos excesivamente gruesos), no realizar un correcto escalonado de las etapas del lijado, o comenzar éste antes del completo secado, así como aplicar los acabados en espesores demasiado pequeños.

Para prevenir este fallo se ha de aplicar el aparejo respetando los tiempos de secado, efectuando los procesos de lijado y afinado siguiendo un correcto escalonado. Además, el pintor debe tener en cuenta que es importante aplicar un espesor suficiente de pintura de acabado para evitar la aparición de este fallo.

Cómo corregir las huellas de lijado

Si después de efectuar una intervención en alguna pieza del vehículo a reparar nos encontramos con este error debemos tener en cuenta que si las rayas de lijado son muy pequeñas, una vez bien seca la pintura se puede intentar recuperar mediante un proceso de pulido.

Sin embargo, esta solución sólo es válida si se trata de un acabado monocapa, ya que de tratarse de un bicapa las marcas están en la base y no sólo en el barniz y, por tanto, no pueden eliminarse al pulir el barniz.

Por otra parte, en caso de que las marcas fueran muy acusadas, o siempre que se trate de un acabado bicapa, será preciso lijar superficialmente y repintar de nuevo.

Volver