¿Necesitas ayuda?

Defectos repintado mapeado

Hay una máxima que muchos pintores se aplican en su día a día: “Si no te tomas tu tiempo para hacerlo bien a la primera, tendrás que perder tiempo para hacerlo bien la segunda vez”. Y es que, los defectos de repintado son un problema más importante de lo que parece para el taller de chapa y pintura, ya que provocan un desperdicio de producto innecesario, y una pérdida de tiempo que, en última instancia, acaba teniendo su coste económico para el negocio.

Por eso, evitarlos a toda costa (no siempre es posible) es uno de los principales objetivos del pintor de vehículos que busca ser eficiente en cada uno de sus trabajos en el taller de carrocería ¿Y cómo podemos esquivar esos errores en el repintado o, al menos, reducir al máximo el riesgo de aparición?

Como ya hemos escrito en otras ocasiones en El Blog de PPG Refinish España, nunca estamos al 100% a salvo, pero prestar atención en cada paso del proceso de repintado nos alejará de esos fallos en la pintura, que pueden estar provocados por errores cometidos en alguna de la fases de la reparación o bien por factores externos. Como estos últimos pueden escaparse a nuestro control, centrémonos en los que el profesional puede influir para que no lleguen a aparecer. Uno de estos defectos es el mapeado… ¿sabes por qué aparece y cómo evitarlo?

¿Qué es el mapeo o mapeado?

El mapeo, mapeado o marcado visible de los bordes de la pintura se caracteriza porque en la superficie de la pintura encontraremos áreas con diferentes texturas o grados de brillo, rodeadas por líneas en su contorno. De este modo, se trata de bordes elevados en la película de pintura (húmeda o seca) que delimitan los bordes lijados ¿Por qué aparecen?

No existe una única causa por la que podamos encontrarnos con este defecto, de ahí la importancia de poner el máximo cuidado en cada etapa del proceso y leer (y seguir) escrupulosamente las indicaciones de las fichas técnicas de los distintos productos que utilicemos.
mapeado o mapping
Entre las principales causas de su aparición estaría un aparejo lijado y recubierto antes de que se haya secado por completo; un substrato no completamente seco; un material de imprimación aplicado con un espesor excesivo y que no se ha dejado secar correctamente. Incluso, puede surgir porque las áreas de transición de las capas en la pintura antigua, desde la masilla hasta la pintura antigua o desde la pintura antigua hasta el panel de la carrocería, no están lo suficientemente lijadas.

De igual forma, una masilla mezclada incorrectamente, el uso de una imprimación, endurecedor o acabado inadecuado o imprimaciones de fábrica sensibles a los disolventes en piezas nuevas también pueden favorecer la aparición de mapeados.

¿Cómo evitarlo y corregirlo?

Para evitarlo, como primeros consejos es muy importante mezclar la masilla correctamente y aplicar cuidadosamente (solo sobre metal desnudo), así como respetar los tiempos de evaporación recomendados.

De igual forma, realizar una prueba de disolvente sobre el soporte para identificar sustratos blandos, además de aplicar aparejo a los paneles completos sobre sustratos elásticos; mantener las proporciones de mezcla indicadas por el fabricante; y sellar con imprimación las capas de capa base lijadas también nos ayudará a reducir la posibilidad de que aparezca el mapeado en nuestro trabajo de repintado.

¿Y cómo lo puedo corregir? En algunos casos leves con el pulido a máquina es posible que lo podamos corregir. En los casos más severos, una vez que la capa superior se haya secado por completo, habrá que lijar el área afectada hasta lograr una superficie uniforme, aplicar masilla (si es necesario), así como la imprimación y el aislante correspondiente, para después repintar de nuevo.

Si quieres aprender a prevenir y reparar otros defectos que pueden surgir en el repintado, asómate a este post donde podrás conocer qué es el metamerismo o cómo eludir, entre otros, la piel de naranja, los cráteres, las arrugas, los cuarteados o los pulverizados. Y si lo que quieres es conocer los mejores trucos de tres experimentados profesionales del repintado no te pierdas este otro post.

Volver