¿Necesitas ayuda?

defectos de repintado grietas

Todo trabajo de repintado en el taller de carrocería requiere de un cuidado especial por parte de los pintores. Y es que, cada detalle en el proceso de repintado influye en el resultado final, por lo que poner la máxima atención en cada paso es clave.

No en vano, si eres seguidor habitual de El Blog de PPG ya sabes que evitar los defectos en los trabajos de repintado en la taller de chapa y pintura es posible. No obstante, también sabrás que, aunque los fallos en el repintado de vehículos son evitables, esto no significa que sea imposible que surjan. Siempre estaremos expuestos a que aparezcan fallos de mayor o menor gravedad, que serán achacables, unas veces a algún error del técnico especialista, y en otras muchas, habrán tenido que ver otras variables que también pueden provocar que aparezcan estos defectos.

Por eso, insistimos desde PPG, es crítico que pongamos el máximo interés y cuidado en todas y cada una de las etapas a seguir: desde la preparación hasta el secado final, con el objetivo de que cada trabajo que efectuemos en el taller sea perfecto a la primera, para nuestra total satisfacción... y la del cliente.

Qué son y por qué aparecen las fisuras o grietas

Del amplio abanico de defectos que pueden aparecer en el repintado de vehículos, las grietas o fisuras son especialmente evitables ¿sabes qué son? Cuando hablamos de este defecto nos referimos a la aparición de aberturas o grietas irregulares que surgen en la película de la pintura.

Estas fisuras adquieren, generalmente, la forma de una estrella de tres puntas y se parecen a las grietas que aparecen en el barro seco. Las marcas no siempre tienen el mismo largo ni ancho, y su profundidad de penetración en la pintura también varía, pudiendo, incluso, llegar hasta el soporte.

Las fisuras finas se pueden producir en el borde de una pequeña reparación poco después de aplicar el acabado.

¿Por qué aparecen? Estas grietas no son más que puntos débiles tales como la formación de ampollas, potenciadas por agentes atmosféricos o por el aumento de tensiones superficiales en la película de la pintura. Estas tensiones se ven incrementadas por:

  • Una mezcla inadecuada de materiales antes de ser aplicados, por ejemplo, un diluyente insuficiente o inapropiado.
  • Una preparación de la superficie pobre, o bien por el uso de abrasivos demasiado fuertes.
  • Una contaminación por aceite o agua en los conductos del aire comprimido.
  • Un espesor excesivo de la película y un tiempo insuficiente para el secado entre las capas, aplicación de aire frío secando la superficie y reteniendo solventes.
  • Un soporte demasiado caliente o demasiado frío durante el proceso de aplicación.
  • Una aplicación de un acabado 2K termoendurecible sobre una superficie no endurecida o sobre un acabado termoplástico.

Cómo evitar y rectificar las fisuras o grietas

Para evitar que surjan grietas o fisuras en nuestro trabajo de repintado debemos mezclar muy bien la pintura y utilizar la cantidad correcta del diluyente recomendado. Además, es muy importante preparar la superficie cuidadosamente, usando los grados correspondientes de abrasivos, así como limpiar completamente la superficie poniendo especial atención a los cantos lijados.

De igual forma, es clave mantener siempre el equipo de aire comprimido en buenas condiciones y utilizar técnicas de aplicación correctas. En este sentido, debemos aplicar la pintura en películas finas y húmedas, y dejar tiempo suficiente para el secado entre las capas.

Por último, debemos asegurarnos de que la superficie esté entre el rango de temperaturas recomendadas antes de empezar a aplicar, así como aislar los acabados acrílicos termoplásticos con una ligera capa de imprimación epoxi.

 ¿Y cómo las rectificamos? En casos menores, donde únicamente la capa superior es la afectada, bastará con lijar hasta lograr un acabado firme y repintar.

En cambio, si las fisuras han penetrado hasta la imprimación, deberemos eliminar la pintura del área afectada, asegurarnos de que cualquier defecto del soporte sea corregido y, por último, repintar.

Si quieres aprender a prevenir y reparar otros defectos que pueden surgir en el repintado, asómate a este post donde podrás conocer qué es el metamerismo o cómo eludir, entre otros, la piel de naranja, los cráteres, las arrugas, los cuarteados o los pulverizados. Y si lo que quieres es conocer los mejores trucos de tres experimentados profesionales del repintado no te pierdas este otro post.

Volver