El elemento fundamental para que el taller de carrocería mejore su productividad y rentabilidad

La reparación de vehículos es un negocio que, por su propia naturaleza, necesita atender varios frentes a un mismo tiempo. No solo se trata de recibir automóviles con problemas de chapa y pintura (o mecánicos), ya sean de clientes particulares, flotas o desde aseguradoras, también requiere mantener un control sobre el stock de recambios, así como de materiales (pintura, anexos y otros insumos) necesarios para llevar a cabo las operaciones.

En este sentido, un taller bien gestionado debe mantener al día, por ejemplo, los pagos a proveedores y hacer el seguimiento a las facturas que emite. Igualmente, el control de pagos al personal y el de las fechas de entrega de las reparaciones son trabajos tan importantes como laboriosos.

Y todas estas tareas se tienen que llevar a cabo de manera eficiente si se quiere conseguir una mayor productividad, especialmente, en los talleres de reparación de carrocería en los que, si cabe, la (buena) gestión del tiempo es aún más crítica para su rentabilidad.

Las claves de un buen software de gestión

Cuando se habla del concepto de software de gestión, hasta no hace mucho, se interpretaba que eran herramientas tecnológicas solo aplicables en grandes negocios. No obstante, la realidad ha demostrado que estos programas son también muy útiles en negocios medianos, pequeños y microempresas. Un aspecto que cada vez más talleres (por no decir la practica totalidad) ya ha interiorizado.

Y es que, si hay un elemento básico al tiempo que fundamental para tener un taller bien organizado, eficiente, productivo y, finalmente, rentable ese es el software de gestión de taller. No en vano, centralizar la información de la operativa y administración del taller en un software para talleres de reparación de vehículos te permite mejorar la productividad del negocio.

De este modo, un (buen) software diseñado especialmente para negocios de reparación de automóviles es una herramienta clave para integrar la operativa y el trabajo en los vehículos con la propia administración del negocio.

Así, permite unificar en un mismo software toda la información que se genera en el negocio, tanto la gestión general como la facturación y la gestión del día a día (operativa, productividad…). Esta herramienta incluso suele incorporar entre sus funcionalidades una agenda y una gestión de partes de trabajo.

Además, puede encargarse de automatizar muchas tareas, mejorando no sólo la administración sino la eficiencia de la empresa. En consecuencia, se puede conseguir una mayor productividad.

Por otra parte, llevar el registro de cada trabajo que se ha hecho en un vehículo es esencial para poder ofrecer un buen servicio al cliente. No en vano, un buen software para taller facilita el registro del trabajo, nuevos partes o pedidos, que quedarán anotados en el histórico del vehículo.

Además de la gestión del trabajo en el taller, estos programas pensados para talleres nos ayudan a llevar la facturación al día. Generalmente, permiten gestionar albaranes y facturación, para que la administración del negocio sea mucho más sencilla.

Otra de las funcionalidades que debe incluir todo software para taller es el sistema de avisos. No sólo ayuda a mejorar la organización del taller, si no que también nos permite fidelizar clientes, ya que mantiene un control de la evolución de las reparaciones y ayuda a prevenir los posibles retrasos o el incumplimiento de las fechas de entrega.

En definitiva, un buen software de taller (si es en la nube mejor, ya que facilita un uso más flexible y funcional) que controle todas las variables que intervienen en el trabajo diario del taller de reparación de carrocería permite lograr una mayor eficiencia y productividad lo que redunda en una mayor rentabilidad del negocio.

Más pasos hacia la digitalización

Probablemente, el software de gestión de taller sea el primer y fundamental paso de un negocio de reparación hacia su digitalización. No obstante, para una gestión más eficiente de las reparaciones, el taller dispone también de otras herramientas digitales.

En este sentido, PPG cuenta con una amplia oferta tanto de herramientas como de servicios que permiten al taller mejorar sus procesos y alcanzar sus objetivos de rentabilidad.

Por un lado, los profesionales de la reparación de carrocerías cuentan cada vez con más herramientas digitales que aportan ventajas concretas en su día a día. Un buen ejemplo son las herramientas que facilitan la igualación de color (espectofotómeros como Rapidmatch™ GO), la búsqueda de fórmulas de color, como PPG ColorMobile, PaintManager o Paint It, una práctica y útil aplicación para localizar los códigos de colores adecuados en cada reparación de pintura.O Touchmix®, solución equipada con pantalla táctil, que ayuda a los pintores en la mezcla de colores.

De igual forma, MoonWalk™, el sistema de mezcla automática de pintura de PPG y que integra estas soluciones, favorece operaciones más limpias, precisas, seguras y mucho más eficientes.

Asimismo, Collision Services de PPG permite optimizar la gestión del negocio de reparación de chapa y pintura, al orientarse a aumentar su productividad, y a reducir tiempos, sin mermar la calidad en los acabados. Esta plataforma multidisciplinar cuenta con tres potentes herramientas: Analytics, Inventory y Benchmark Report a las que se puede acceder desde cualquier dispositivo y en cualquier momento, lo que permite monitorizar en tiempo real todo lo que sucede en el taller.

De este modo, el gerente o responsable del taller puede acceder y medir indicadores económicos (ingresos, gastos, beneficios…); financieros (rentabilidad, liquidez…); de producción (productividad, eficiencia, materiales usados…); de calidad (porcentaje de defectos, nivel de calidad, interrupciones forzadas…); de cliente (satisfacción, número de reclamaciones, nuevos clientes…), de control de stocks… que les ayudan a tomar las decisiones adecuadas en cada momento.

¿Quieres mejorar los procesos en tu taller para hacerlo más eficiente, productivo y rentable? En este post te ofrecemos algunas claves.

Volver