¿Necesitas ayuda?

Dos décadas de historia de la tecnología base agua ENVIROBASE® de PPG

Desde su presentación en el mercado en 1999, la línea de pintura base agua ENVIROBASE de PPG no ha dejado de evolucionar al ritmo que lo han hecho los gustos de automovilistas y fabricantes de vehículos de todo el mundo, contribuyendo al diseño de los nuevos modelos lanzados al mercado y la perfecta igualación del color en las operaciones de repintado en el taller.

ENVIROBASE® High Performance, formulado con el innovador microgel que evita la sedimentación de PPG, es sinónimo de operaciones de repintado perfectas, por productividad, rentabilidad e igualación del color en el taller de carrocería. Una pintura base agua sólida fácil de aplicar incluso en reparaciones parciales, independientemente de las condiciones de temperatura y humedad del taller.

Evolución constante

Con el lanzamiento en 2005 de ENVIROBASE High Performance, la segunda generación de la tecnología base agua de la marca, y los tintes de acabado brillante XIRALLIC en 2006, PPG ha seguido marcando la vanguardia en cuanto a tecnología de color se refiere en la industria de automoción.

Para dar respuesta a la demanda de acabados efectistas y cambios de color, en 2008 PPG incorpora los tintes COLORSTREAM® y CHROMAFLAIR®, a los que paulatinamente han ido siguiendo otros como la gama SPECTRALFLAIR® (Prism Silver, Liquid Aluminium y High Chroma), en 2012; el tinte COLORSTREAM LapisSunlight, que fue presentado en 2014 coincidiendo con la renovación de la imagen de ENVIROBASE High Performance, o la segunda generación de los tintes Liquid Metal, que llegaría en 2016.

Más tarde, en 2018, la oferta de colores profundos, puros y vibrantes de PPG se renovaba con el lanzamiento de la nueva generación de tintes High Chroma y Andaro, abriendo nuevas posibilidades a los profesionales del taller para satisfacer las necesidades de los vehículos más modernos.

En total, desde 2005 PPG ha lanzado más de veinticinco nuevos tintes que dan respuesta a los últimos acabados OEM de los vehículos que llegan al taller. No en vano, PPG es el único proveedor de revestimientos que trabaja con todos los constructores de automóviles: hoy, las carrocerías de 2 de cada 3 vehículos producidos en Norteamérica y Europa visten acabados de la marca de pintura.

Productos y procesos orientados a la eficiencia

Gracias a unos pigmentos totalmente en consonancia con las tendencias de color actuales y futuras de los fabricantes, los tintes ENVIROBASE® High Performance ofrecen a los talleres una precisión de color sin igual.

Operaciones rentables, e invisibles, para las que los profesionales tienen a su disposición, además, la más completa oferta de herramientas de color.

De este modo, además de con RAPIDMATCH™ GO, el espectrofotómetro compacto de 5 ángulos más avanzado del mercado; el software de color PAINTMANAGER® XI; el ordenador inteligente para la mezcla de pintura TouchMix® Express o la App de variantes y fórmulas ColorMobile®, PPG apoya a sus talleres clientes desarrollando productos y procesos orientados a la eficiencia y la optimización de los tiempos de ciclo en el taller, como la metodología RCT (Rapid Cycle Time) o la innovadora MOONWALK™, que marca un nuevo estándar en la mezcla de pintura para el sector de la reparación de carrocerías.

MOONWALK es un innovador sistema que consigue considerables ahorros de tiempo en el taller eliminando los cuellos de botella y las ineficiencias propias del proceso de preparación de la pintura.

El resultado, un menor consumo de materiales que minimiza el desperdicio de producto y contribuye a mantener un entorno de trabajo más limpio y seguro.

Ventajas para el taller

¿Y qué ventajas obtiene el taller que adopta este sistema? Productividad, rentabilidad y una perfecta igualación del color son los principales argumentos que han cautivado a los profesionales desde el lanzamiento de ENVIROBASE®. No en vano, más de 30.000 talleres de chapa y pintura de todo el mundo confían hoy en ENVIROBASE® High Performance para conseguir unos acabados de calidad original en sus operaciones de repintado.

Productividad: mejora la productividad de los centros de reparación gracias a su excelente opacidad y facilidad de uso, favoreciendo procesos de taller ágiles y tiempos de ciclo optimizados.

Rentabilidad: su exclusiva tecnología y alta opacidad se traducen en un menor consumo de materiales de pintura. lo que favorece reparaciones invisibles que maximizan la rentabilidad del taller.

Capacidad de color: no hay reparación que se resista gracias a su capacidad de color y las herramientas de color que PPG pone a disposición del profesional.

Ahora, cuando se cumplen dos décadas de su lanzamiento al mercado, PPG celebra la constante evolución de la línea ENVIROBASE® High Performance, con un vídeo que repasa los principales hitos en su historia

Volver