Las flotas de carsharing, una oportunidad de negocio para el taller de chapa y pintura

Los vehículos de movilidad compartida constituyen una atractiva oportunidad de negocio para el taller de reparación de carrocería. No en vano, son coches que requieren más mantenimiento y sufren más daños por siniestros viales.

Debido a su uso intensivo, acumulan muchos kilómetros diarios, la mayoría en zona urbana, con un mayor desgaste de las piezas y un mayor riesgo de sufrir pequeños accidentes con daños corporales. Si a esto le sumamos el hecho de que los conductores no son los propietarios de los vehículos y no siempre los tratan como si fueran propios, vemos por qué estos vehículos son especialmente interesantes para el taller.

Recientemente, Futurwagen, un taller español CertifiedFirst (red de talleres promovida por PPG), especializado en chapa y pintura, ha recibido la distinción como el mejor taller del mundo, galardón que otorga un importante grupo internacional de distribución de recambios, que lo ha elegido tras comparar más de 6.000 talleres de todo el mundo. Entre sus características diferenciadoras se encuentra su atractivo mix de clientes, formado por particulares, aseguradoras y flotas de carsharing.

Optimización de procesos

José Manuel Casabella, gerente del CertifiedFirst Futurwagen, explicó tanto durante la entrega de dicho premio como también en numerosas entrevistas concedidas a medios del sector de la posventa, lo importante que son las flotas de coches compartidos para su taller. No sólo por la cantidad de negocio que generan, sino también por la necesidad de optimizar los procesos de reparación que conlleva este tipo de clientes. Se trata de clientes en los que un representante o administrador de flotas decide dónde mantener y reparar una gran cantidad de vehículos.

Vehículos que, además, tienen un uso diario muy intenso, en condiciones de conducción urbana que requieren un riguroso mantenimiento preventivo y, en general, una siniestralidad superior al resto de vehículos que comparten la red viaria.

Además, según ha explicado el gerente de este taller CertifiedFirst, es fundamental optimizar el proceso de reparación cuando se trabaja en vehículos que no pueden estar mucho tiempo inmovilizados, porque su movilidad es el centro del modelo de negocio de la compañía.

Y esta optimización se traduce en una mejora continua de los profesionales del taller y en inversiones en herramientas tecnológicas que mejoran la eficiencia del ciclo de reparación. Esa optimización y eficiencia redundan en una mayor rentabilidad no solo en reparaciones para este tipo de clientes, sino también para particulares, aseguradoras y otro tipo de flotas empresariales.

¿Sabes qué esperan las flotas de car sharing de los talleres de reparación? No te pierdas este post en el que te ofrecíamos algunas claves.

En cambio, si es la rentabilidad de tu taller lo que te quita el sueño, en este post te explicamos cómo RCT de PPG te ayuda a optimizar los recursos de tu taller ahorrando tiempos en la reparación de vehículos. Asimismo, en este otro post te damos algunas pistas para conseguir que tu taller sea más productivo.

Y si lo que te preocupa es quedarte obsoleto y no ser capaz de dar respuesta a las nuevas demandas del mercado, identifica a tiempo las señales en este otro post.

Volver