¿Necesitas ayuda?

Las siete lecciones empresariales para tu taller de carrocería que jamás habrías imaginado aprender de James Bond

La saga de James Bond, a punto de cumplir 60 años en el cine, acaba de estrenar ‘Sin tiempo para morir’, la película número 26, la 25 si descontamos ‘Nunca digas nunca jamás’, protagonizada por Sean Connery, y que se filmó fuera del ‘paraguas’ oficial.

A lo largo de todo este tiempo George Lazenby, el propio Connery, Roger Moore, Timothy Dalton, Pierce Brosnan y Daniel Craig han encarnado, con mayor o menor fortuna, a este personaje de ficción con una personalidad propia, tan arrolladora como definida, reconocida y reconocible.

¿Y qué tiene que ver el agente secreto menos secreto de todos los agentes secretos con el negocio de la reparación de carrocería? Pues más de lo que podrías pensar a priori. Y es que, si te pones a pensarlo con detenimiento, en realidad, hay unas cuantas lecciones asimilables para el mundo de los negocios, que podrían surgir al ver las películas de James Bond…

Cuatro lecciones de gestión a aprender de James Bond

Mantente un paso por delante de la competencia

James Bond no puede relajarse jamás, pues su ‘competencia’ no deja de acecharle. Cada escena es un nuevo desafío y siempre debe estar anticipándose a sus ‘competidores’ para salir finalmente triunfador. Por mucho que le lleven al límite y tenga que sortear innumerables obstáculos, pues su competencia no es ‘tonta’ y le pone continuamente en aprietos...

¿Esto no es como tu competencia? Nada les gustaría más que dejarte fuera del negocio ¿Mantienes la vista en el espejo retrovisor? ¿Cómo vas un paso por delante de ellos? En este post te contábamos cómo hacer un buen análisis de tu competencia para mejorar tu propio negocio.

Rodéate de un buen equipo

James Bond a veces tiene que enfrentarse sólo ante los peligros que le acechan, pero siempre tiene detrás un equipo que le apoya: M, Q, los agentes 00... Incluso, la señorita Moneypenny o el agente de la CIA Felix Leiter.

Y es que contar con un buen equipo es fundamental para sacar cualquier empresa adelante ¿Tu taller cuenta con los mejores profesionales? ¿Tu equipo tiene la formación necesaria para ser eficiente y productivo? ¿Está adaptado a las operaciones que tiene que afrontar día a día tu taller? 

Confía en la tecnología

Si has visto alguna película de James Bond (quién no), el agente 007 habría muerto hace mucho tiempo si no fuera por los maravillosos e innovadores artilugios que Q inventa para él. Ya sea un reloj electromagnético, un automóvil equipado con ametralladoras o un bolígrafo que dispara un dardo explosivo, estos dispositivos han sacado a Bond de muchos aprietos. 

¿Y tu taller? ¿Tiene las herramientas adecuadas? ¿Sus profesionales están actualizados con la última tecnología? En un mercado como el actual, el negocio que no quiera abrazar las nuevas tecnologías está abocado a la extinción.

No dejes de perseverar

¿Cuántas veces se ha caído James Bond y se ha vuelto a levantar? Tiene días malos y, a veces, los malos consiguen victorias parciales. Sin embargo, esto no hace que se rinda y siempre acaba resurgiendo para acabar victorioso...

¿Cómo de resistente es su taller y su equipo de profesionales? ¿Tiene una actitud de ‘nada es imposible’, ‘todo es posible’? ¿Tienes un plan por si ocurre un desastre?

También, como marca, podemos aprender del agente 007

Y si como agente secreto, Bond es temido por sus adversarios, como marca no lo es menos. Por eso, como marca, nuestro taller también puede tomar nota de algunas lecciones a aprender de 007:

La historia. Toda gran marca tiene una gran historia detrás. Y su historia es precisamente el “chaleco antibalas” de James Bond. Puede que las últimas películas del agente 007 no estén narradas con el mismo estilo de Ian Fleming, el creador del personaje, pero su esencia permanece inalterable.

Desde el primer momento en que aparece en pantalla el espectador ya sabe lo que puede esperar de Bond y éste no sólo ésta a la altura de las expectativas, sino que añade también algunos elementos sorpresa.

El estilo. Las marcas de éxito saben que venden mejor si son atractivas. Las decisiones de compra del consumidor están guiadas tanto por la estética como por la utilidad del producto o servicio. James Bond lo sabe y, por ello, presume continuamente de estilo con sus impecables trajes, sus martinis y sus estancias en hoteles de lujo. Sin estilo, es difícil para una marca estar a la altura.

El logo. El logo del agente 007 es un clásico. Diseñado por Joseph Caroff en 1962, ha resistido como pocos el paso del tiempo. Y es que si el logo de una marca está realmente bien diseñado, los años no pasan por él.

Aunque James Bond es un personaje de ficción, todos podemos sacar muchas lecciones de él para la vida real, tanto en la personal como en la profesional…

¿Te preocupa la gestión de tu taller? Asómate a este post donde te ofrecemos algunas claves para una buena gestión. Y si te preocupa su rentabilidad, en este post te explicamos cómo RCT de PPG te ayuda a optimizar los recursos de tu taller ahorrando tiempos en las reparaciones. Asimismo, en este otro te ofrecemos algunas claves para hacer de tu taller un negocio más rentable.

Volver