Los automovilistas prefieren coches blancos imagen

El blanco manda. Es -sigue siendo- el color preferido por los automovilistas espñoles y europeos para vestir sus automóviles, según el informe anual sobre tendencias mundiales del color de PPG, cuyos datos reflejan que el 38% de los vehículos fabricados en todo el mundo en lo que va de 2016 salieron de fabrica con alguna variante de este acabado. En Europa, tal y como se puede observar en la infografía superior, la preferencia por el blanco asciende al 33%. Negros y grises completan las tres primeras posiciones en este ranking de preferencias de color.

A nivel mundial, los compradores de coche prefieren mayoritariamente colores neutros: más del 75% de los vehículos fabricados en todo el mundo en 2016 lucen blancos, negros, grises o plateados. Se trata de un dato curioso si tenemos en cuenta que las investigaciones realizadas por PPG muestran que pese a que el 60% de los consumidores europeos y estadounidenses consultados aseguran que el color del automóvil es uno de los factores que más influye en su decisión de compra, la popularidad del azul, el verde, los tonos naturales y rojos permanecen sin cambios frente al año anterior.

En total, el blanco lleva siete años consecutivos siendo el color favorito a la hora de comprar un coche nuevo tras desbancar a los plateados en 2010. Pero la hegemonía de este acabado es relativa si hacemos un anális por segmentos del parque.

En el mercado europeo, las preferencias de color de los consumidores se orientan, tras el blanco (33%), al gris (18%), negro (16%), plata (10%), azul (8%), y naturales y rojos (7%). En segementos como el de los vehículos comerciales ligeros, el peso del blanco es aplastante, mientras que otros como el de los SUVs o los compactos, tal y como muestra la siguiente infografía, el gusto de los consumidores está abierto a muchas más posibilidades.

 

Volver