control de costes

Uno de los aspectos que cobra mayor relevancia en momentos de máxima exigencia como el actual para los negocios de reparación es, probablemente, el control de costes.  

Suministros, impuestos, alquiler o hipoteca, servicios contratados a terceros, empleados… Todos son ejemplos de lo que se denominan costes fijos. Se trata de unos costes que se mantienen prácticamente estables, independientemente de si nuestra carga de trabajo en el taller aumenta o disminuye. Por ello, mantener los costes fijos bajo control es clave para que los establecimientos de reparación de carrocería puedan garantizar su rentabilidad.

En lo que se refiere a los costes variables, como son aquellos que están relacionados de manera directa con la evolución del negocio son más difíciles de establecer, si bien hay, como veremos más adelante, formas de controlarlos en el taller de carrocería, especialmente los costes que tienen que ver con el consumo de materiales de pintura, aunque no solo…  

Análisis de los costes

Hay un principio que es básico: si los beneficios no cubren los costes fijos, el taller deberá buscar alternativas, ya sea para rebajar esos costes, o bien para aumentar los ingresos.

De este modo, si lo que queremos es buscar un mayor control de costes debemos tener en cuenta que cuanto más conocimiento tengamos de los diferentes tipos de costes en los que incurre el negocio y mejor sea el sistema de control de costes establecido, más posibilidad tendremos de obtener beneficios.

Así, será de gran ayuda disponer de herramientas tecnológicas que permitan automatizar, gestionar y controlar aspectos como ingresos, gastos y otros indicadores clave de rendimiento (KPIs) del negocio. En este sentido, conocer los costes tanto fijos como variables de un negocio es fundamental para controlar su solvencia y facilitar los procesos de toma de decisiones.

Cómo controlarlos

Lo bueno de los costes fijos es que al ser tan estables se puede hacer una buena planificación. En este sentido, cobra especial relevancia la definición anual de un presupuesto. Un presupuesto lo más realista posible para evitar desviaciones en mitad del ejercicio.

La importancia del presupuesto

Un presupuesto bien elaborado, que haga un buen seguimiento de los costes fijos en la empresa, es la mejor manera de poder hacer ajustes rápidamente en caso de ser necesario si la viabilidad de la empresa se ve comprometida.

De este modo, un presupuesto ajustado permite, por un lado, adelantarse a posibles situaciones de crisis, por ejemplo, evitar que la empresa se quede sin liquidez.

Y, por otro, hacer un seguimiento racional de los costes fijos proporciona una visión más realista del negocio y facilita la puesta en marcha de medidas correctivas que garanticen la viabilidad de la empresa o medidas impulsoras para aprovechar nuevas oportunidades de negocio.

El control de costes en el área de pintura

¿Sabías que las soluciones de PPG te pueden ayudar a controlar y ahorrar en costes tanto fijos como variables en el área de pintura? Todo responsable de taller es consciente del consumo de materiales que se produce en el área de pintura: pinturas, anexos… A mayor carga de trabajo, más consumo de materiales, así como mayor consumo energético ¿o no?

Gracias a Inventory de PPG, por ejemplo, el taller puede gestionar sus existencias de forma más eficiente y realizar pedidos de productos con mayor facilidad. Basándose en un sistema lector de códigos de barras para registrar las entradas y salidas de cada producto, podrá estar al tanto de sus existencias diarias y lograr una transparencia total. Esta herramienta avisa de los productos agotados y permite configurar pedidos de reposición automáticos según un calendario predefinido, lo que garantiza el máximo control sobre el proceso de compra.

De igual forma, también es posible controlar los costes generados en la sala de mezclas de pintura del taller gracias a MoonWalk™. El sistema de mezcla automática de PPG favorece un entorno de trabajo limpio y ordenado, pero sin duda uno de los aspectos más valorados por los talleres que ya se benefician de esta tecnología tiene que ver con la eliminación de material sobrante, ya que permite aprovechar al máximo los productos de pintura, optimizando los costes para el taller.

¿Y es posible aún más control de costes? Sí, gracias al nuevo barniz Premium D8177 Rapid Performance. Este nuevo barniz de alto rendimiento utiliza la tecnología más avanzada para lograr acabados excelentes y ultrabrillantes con una sola aplicación. Asimismo, gracias a sus ciclos ultrarrápidos de secado, tanto en cabina como al aire, proporciona una gran flexibilidad que se traduce en ahorros significativos de tiempo, material y en el consumo energético de la cabina (con su impacto positivo en los costes fijos del taller).

Como puedes comprobar, analizar y monitorizar tu negocio, así como confiar en materiales y herramientas de última generación, te servirá para encontrar fórmulas para controlar tus costes y mejorar tu margen de beneficio, tomando decisiones que realmente transformen tu empresa.

Por eso, si quieres un negocio próspero, no te pierdas este post. Y si lo que quieres es mejorar la rentabilidad de tu taller, este post sugiere 7 prácticas tan sencillas como eficaces para conseguirlo.

Volver