Mejora de procesos: qué es y cómo ayuda a la rentabilidad de tu taller de carrocería

Uno de los objetivos operativos de toda empresa (y más en un taller de reparación de vehículos) es la mejora de sus procesos productivos y empresariales. Esta permite hacer más eficientes los procedimientos técnicos del negocio para reducir costes, optimizar el funcionamiento de todas sus áreas y reducir al máximo los errores que puedan derivar de tales ineficiencias.

Qué es la ‘mejora de procesos’

La mejora de procesos, básicamente, busca ineficiencias en los procesos de una organización para corregirlos o mejorar su desempeño. Tiene como objetivo realizar una revisión de éstos y llevar a cabo las medidas correctivas correspondientes para minimizar o eliminar los errores de forma permanente.

Optimizar todos los procesos de una empresa no es fácil, pues en ellos intervienen una gran variedad de factores que no siempre están relacionados entre sí. Por tanto, conviene empezar por buscar aquellos que estén generando más ineficiencias y centrarse en optimizarlos en la medida de nuestras posibilidades.

En los últimos años, la mejora de los procesos se ha convertido en una de las prioridades de las empresas de todos los sectores. Y es que factores como las nuevas tecnologías, la necesidad de reducir costes y las nuevas formas de trabajo han sido los principales catalizadores que han impulsado la necesidad de mejorar la eficiencia de los procesos empresariales.

¿Por qué mejorar los procesos?

Existen numerosas razones para buscar la mejora de procesos en tu taller:

  • Reducir, en la medida de lo posible, las ineficiencias técnicas y productivas, así como los posibles errores que puedan derivarse de ellas.
  • Disminuir el tiempo de ciclo.
  • Reducir los recursos necesarios para realizar la actividad, lo que redunda en una mejora de la productividad y una reducción de costes.
  • Mejorar la calidad del servicio que reciben nuestros clientes.

Fases para la mejora los procesos en el taller

Llevar a cabo un plan para la mejora de procesos implica actuar en varias fases, todas ellas conectadas entre sí.

Identificar el área o áreas de mejora

El primer paso para mejorar los procesos en tu taller de carrocería es identificar aquella área o áreas que estén generando ineficiencias. Para ello, es conveniente realizar una auditoría interna de procesos que permita identificar los problemas actuales y los riesgos potenciales. Para realizar este análisis, nuestro sistema de gestión nos permitirá, por ejemplo, medir y analizar los principales KPI de nuestro negocio.

Detectar las principales causas del problema

No es posible resolver un problema (u optimizar un proceso) sin antes conocer la causa o causas que lo originaron. Por eso, se debe analizar el proceso actual para entenderlo de principio a fin y así fijar objetivos realistas de mejora. 

Formular los objetivos

Una vez conocidas las causas que originan las ineficiencias, hay que formular los objetivos para una mejora de procesos continua. Evidentemente, estos objetivos deben:

  • Ser realistas y alcanzables, en el sentido de que sean posibles de cumplir.
  • Estaracotados en el tiempo y en su grado de cumplimiento.
  • Ajustarse a la realidad operativay económica del negocio.
  • Ser susceptibles de modificación ante contingencias no previstas, sin que se pierda el foco del plan inicial.
  • Ser comprensibles para todos los profesionales implicados.
  • Ser de obligado cumplimiento, y que desde la gerencia se haga lo suficiente para su consecución.

Seleccionar las acciones de mejora de procesos

Una vez detectadas las ineficiencias y formulados los objetivos, toca seleccionar aquellas acciones que mejoren los procesos. En general, el objetivo de esta etapa es confeccionar un listado con las principales actuaciones a poner en marcha para cumplir con los objetivos establecidos.

Realizar una planificación

La planificación de la mejora de procesos dependerá de aspectos como:

  • La dificultad de su implantación. Lo recomendable es priorizar las tareas de menor a mayor grado de dificultad, con el objetivo de ir liberando las tareas más sencillas para centrarse en las más complejas.
  • El plazo de la implantación. Hay tareas con un alcance totalmente definido que no deberían suponer un esfuerzo excesivo y otras que, en cambio, necesitan de mayor tiempo de implantación por su complejidad. Su priorización dependerá del tiempo que lleve cada una de ellas.
  • Impacto. Lo normal es empezar con la mejora de los procesos que menor impacto tengan en la continuidad de la actividad y centrarse, posteriormente, en los aspectos más críticos.  

Seguimiento continuo

La puesta en marcha de una mejora de procesos es solo la primera parte del plan. Tras ejecutarse, es importante realizar un seguimiento continuo para evitar que los procesos se vuelvan ineficientes de nuevo. En este plan de seguimiento se dispondrán, de manera ordenada, todos los cambios en los procesos junto con sus prioridades para establecer su correcto desarrollo.

Procesos eficientes y productivos

Como decíamos, mejorar los procesos en el taller de carrocería no es fácil a no ser que se cuente con las soluciones adecuadas. En este sentido, de la mano de PPG, el taller puede empezar a mejorar sus procesos con materiales que reducen el tiempo de ciclo.

De este modo, Rapid Cycle Time (RCT) de PPG, basado en unos productos y una filosofía de trabajo orientados a la eficiencia y la eliminación de cuellos de botella, especialmente, en la cabina de pintura, ayuda a los profesionales a optimizar sus procesos. No en vano, con RCT es posible aumentar el número de reparaciones que podemos realizar sin alterar el nivel de equipamiento del taller.

Así, el taller mejora su planificación para cumplir con plazos de entrega más cortos que aumentan su rentabilidad y que generan ahorros relacionados con el consumo de material y el tiempo de uso de la cabina de pintura. Y es que, con RCT, el taller:

  • Reduce el tiempo de ciclo optimizando el uso de cada cabina.
  • Reduce en más del 50% el consumo de energía.
  • Reduce en una media de 3:30 horas cada reparación.
  • Consigue el paso de hasta 8 coches por cabina al día.

Otra solución que mejora los procesos en el taller (en este caso, la mezcla de pinturas) es MoonWalkTM que permite ahorros de tiempo y de materiales. No en vano, gracias a esta herramienta que automatiza la mezcla de pinturas en el taller, el pintor puede destinar ese tiempo a realizar otras tareas optimizando al máximo cada intervención.

Todos los negocios, después de periodos más o menos largos de actividad, sufren ineficiencias en sus procesos, bien por obsolescencia o porque estos no estaban bien diseñados desde el principio. Por eso, es importante analizar nuestro taller e introducir las mejoras de procesos necesarias para mantener un alto nivel de eficiencia y productividad.

¿Quieres un taller más próspero? Quizá te interese nuestro post sobre cómo concentrar los esfuerzos en el cliente. Y si quieres consejos para gerentes de taller como o aplicadores como tú que buscan optimizar los trabajos de repintado en su taller, asómate a este otro post.

Volver