Quince litros de pintura para restaurar un 600 descapotable que llevaba parado 25 años imagen


Una leyenda sobre ruedas. Así es el Seat 600, el coche que motorizó al españolito de a pie entre 1957 y 1973 y que este año celebra su 60º aniversario. Con casi un millón de unidades vendidas, el ‘Seiscientos’ se convirtió en símbolo de la bonanza económica de los años 60 y metió de lleno a España, especialmente a la urbana, en la sociedad de consumo.

Así, desde que apareció en el mercado, se convirtió en un fenómeno social y permitió a muchas familias de clase media hacer realidad el sueño de adquirir su propio vehículo por un precio de 70.000 pesetas.

Para celebrar estos 60 años, Seat ha exhibido en el Automobile Barcelona un 600 D descapotable restaurado, que llevaba 25 años parado y en cuyo rejuvenecimiento –totalmente artesanal- ha participado un equipo de cerca de 30 personas.

Fabricado en el año 1965 y adquirido por un particular, para devolver ‘la vida’ a esta maravilla de la automoción se ha necesitado un minucioso trabajo de chapa, pintura y mecánica, si bien, el resultado final ha satisfecho a los responsables de Seat que, incluso, se atreven a decir que “ha quedado casi mejor de cuando salió de la fábrica”, hace más de medio siglo.

Seat 600 D descapotable restaurado

Entre otros datos de la restauración de esta joya, se han empleado 15 litros de pintura, de un color gris azulado “muy de tendencia y, a la vez, con reminiscencias de los primeros 600”, según han recordado desde la marca.
Asimismo, se han fabricado unos 50 metros de tejido exclusivo, que pretende ser una alegoría al famoso gráfico ‘pata de gallo’ con el blanco y el negro, y que nos recuerda a tiempos pasados.

Además, entre las piezas del coche, destaca su techo abrible de accionamiento manual, que se ha restaurado completamente también de forma artesanal, incluso reconstruyendo las piezas que faltaban. Mientras, el volante y el pulsador de la bocina son los originales.

En total, se han dedicado 1.500 horas para desmontarlo completamente y restaurarlo pieza a pieza de forma artesanal. Una de las mayores complejidades ha sido localizar las más de 1.000 piezas originales que se han sustituido.

 

Volver