Rubén Aparicio. CESVIMAP: "Un buen pintor debe enfrentarse sin temor a los nuevos colores" imagen

Rubén Aparicio, Gerente Adejunto de CESVIMAP, Centro de Experimentación y Seguridad Vial MAPFRE, tampoco ha querido faltar a la presentación del Blog del Pintor. Compartimos con todos vosotros su opinión sobre todos aquellos aspectos que definen al buen pintor de carrocerías en la actualidad.

"El pintor ideal de hoy en día debe tener la actitud de continuar aprendiendo y disfrutando de su profesión. Esta actitud le llevará cada día a ser un poco mejor".

"En los procesos, debe enfrentarse sin temor a los nuevos colores, con sus efectos transparentes, que derivan en acabados y efectos tricapas".

"En acabados, habrá de dominar todo tipo de acabados que se incorporan al mercado del repintado –barnices teñidos, barnices y acabados satinados o mates–".

"También estará dispuesto a probar nuevos procesos y productos: aparejos de adhesión directa sobre cataforesis, versiones húmedo sobre húmedo, etc., venciendo la natural resistencia al cambio; es decir, si un proceso no causa problemas es complicado probar cosas nuevas, puede incluso dudar de ellas hasta no comprobar sus ventajas y funcionamiento".

"Asimismo, habrá de enfrentarse a la tecnología informática. No quiero decir que haya que ser un experto informático, pero sí saber manejar los programas informáticos que los fabricantes de pinturas ofrecen para realizar diferentes actividades cotidianas: búsqueda de fórmulas, gestión de stocks, manejo de dispositivos de búsqueda de color como los espectrofotómetros, etc.".

"En definitiva, un pintor sin miedo a probar cosas nuevas, dispuesto a seguir aprendiendo y a desarrollar trabajos de calidad".

¿Qué espera de él el automovilista/cliente?

"Espera un trato cordial y pleno de confianza, aconsejándole sobre el mejor proceso de reparación para, de esta manera, conseguir una reparación de calidad, que perdure en excelentes condiciones en el tiempo".

"A su vez, espera garantía y profesionalidad en su trabajo, que las reparaciones sean invisibles, tengan un perfecto trabajo de fondos, limpio y pulcro sobre las zonas pintadas y las que no se han de pintar, aportándole confianza. La visita al taller de chapa-pintura ha de ser agradable y con plena confianza en los trabajos realizados", concluye.

¿Cuáles son los desafíos de futuro a los que se enfrenta este colectivo profesional?

"Los desafíos profesionales de los pintores seguro que irán de la mano de los fabricantes de pintura en cuanto a utilización y aceptación de novedades en productos y procesos de nueva incorporación al mercado de la reparación".

"Otro de sus principales desafíos será mantener los altos estándares de calidad que actualmente están dando, pero mejorando además los procesos productivos del área de pintura para conseguir mejorar la rentabilidad de los procesos de pintado".

 

Volver