¿Se puede pintar de dos colores un coche con sólo una aplicación? imagen

Ser más eficientes en los procesos. Este es uno de los principales objetivos que comparten tanto fabricantes de vehículos como talleres de reparación en su día a día. De este modo, el pintado de carrocerías en las plantas de producción es uno de los eslabones de la cadena al que más importancia dan los constructores con el fin de ser más rentables y más respetuosos con el medioambiente… un reto nada ajeno al taller de carrocería.

En este sentido, la marca alemana Audi está ampliando el espectro de sus métodos de pintura con la aplicación de pintura sin exceso de pintura. Así, está desarrollando una tecnología que permite que superficies específicas de la carrocería de un automóvil se pinten en un color diferente, todo en un mismo proceso de pulverización.

En un taller de pintura piloto en la planta alemana de Ingolstadt, el fabricante de los cuatro aros está probando un método que es único en la industria con techos de automóviles en negro contrastante, eliminando el enmascarado.

Y es que el enmascarado, como bien sabe el profesional del taller de chapa y pintura, consume mucho tiempo y requiere mucho material, algo que precisamente pretende evitar Audi poniendo en marcha este proceso.

Anteriormente, para aplicar un color contrastante, los pintores de la planta de producción tenían que enmascarar la parte correspondiente de la carrocería del automóvil y luego pintarla por separado con un segundo proceso de pulverización.

Ahorro de tiempo y materiales

Aplicando pintura sin exceso de pintura, un instrumento de alta precisión controlado por un robot ahora mide la ‘costura’ soldada con láser entre el techo y el marco del panel lateral antes de pintar cada vehículo.

Después, un aplicador especial aplica la pintura directamente a la carrocería del automóvil en tiras individuales con precisión milimétrica. El aplicador coloca las tiras de pintura con bordes afilados y sin ninguna niebla de pulverización, es decir, sin exceso de pulverización.

Este método permite ahorrar tiempo y dinero, además de ser más respetuoso con el medioambiente. Por un lado, no se necesita más material de enmascaramiento; y, por otro, se requiere menos cantidad de pintura.

Audi planea poner este innovador proceso en su producción en serie en 2019. De esta forma, el fabricante de automóviles ofrecerá a sus clientes aún más posibilidades de personalización... Otro nuevo reto para el taller especialista en el repintado de vehículos.

Volver